Translate

viernes, 1 de junio de 2018

JUAN BOSCH. UN HOMBRE DE PRINCIPIOS



Juan Emilio Bosch Gaviño nació en la ciudad dominicana de La Vega en 1909. Era hijo de un catalán y de una puertorriqueña con ascendencia gallega. Se educó en su país y a los veinte años viajó a España, donde completó sus estudios. Narrador y ensayista, Bosch publicó su primera colección de cuentos en 1933. Destacó sobre todo como narrador, el cuento, el relato breve fue siempre su especialidad, en la que está considerado un verdadero maestro. Un autor tan insigne como Gabriel García Márquez reconoció y proclamó ese magisterio. Comenzó su carrera política en 1938, bajo la siniestra dictadura de Trujillo, que le encarceló. Huyó a Cuba en 1939, fundando en el exilio el Partido Revolucionario Dominicano. En Cuba colaboró activamente con los movimientos revolucionarios de la isla y participó en la redacción de la Constitución cubana de 1940.

En 1947 Bosch junto a otros correligionarios, organizó la fallida conspiración que, partiendo de Cayo Confites, se proponía derrocar a Trujillo. Tras su fracaso se vio obligado a refugiarse en Venezuela, regresando más tarde a Cuba, donde participó en el gobierno del izquierdista Carlos Prío Socarrás. Durante una visita a México estuvo a punto de ser asesinado en un atentado organizado por Trujillo, cuya trama fue abortada por la policía mexicana, al parecer alertada por Joaquín Balaguer, que entonces era el embajador dominicano en México. Años más tarde, Balaguer se convertiría en el principal rival político de Juan Bosch. El golpe de estado de Fulgencio Batista en 1952 llevó a nuestro hombre otra vez a prisión. Tras su liberación se trasladó a Costa Rica. Finalmente la Revolución Cubana de 1959, y el resto de movimientos políticos que se produjeron en el Caribe en los meses sucesivos, culminaron con la muerte del dictador Trujillo en 1961, lo que hizo posible el regreso de Bosch a su patria dominicana tras un largo exilio.


En febrero de 1963, tras las primeras elecciones libres, Juan Bosch fue proclamado Presidente de la República Dominicana. Durante su mandato se aprobó una nueva Constitución liberal, y conocieron un auge sin precedentes los derechos y libertades civiles. Durante este periodo se produjo un incidente diplomático con el dictador haitiano François Duvalier. Los temibles Tonton Macoute cercaron la embajada dominicana en Puerto Príncipe, y faltó muy poco para que Haití y la República Dominicana, los dos estados que comparten la isla La Española, se declarasen mutuamente la guerra. Tras sólo siete meses en el cargo, Bosch y su gobierno fueron derrocados por un golpe de estado que encabezó un triunvirato militar. A tan abrupto final contribuyeron diversos factores, entre otros la amistad de Juan Bosch con Fidel Castro, la oposición interior de las oligarquías locales, el ejército y la iglesia, y sobre todo, la intervención de los Estados Unidos, entonces bajo la presidencia de Mr. Johnson. Aun concurrió Bosch a las elecciones de 1966, en las que, tras una feroz campaña propagandística de la derecha, fue derrotado por Joaquín Balaguer. Su vida durante la mayor parte de los años sesenta transcurrió en España.

En cuanto a su carrera literaria, Juan Bosch continuó escribiendo relatos y ensayos de manera incansable, a lo largo de toda su dilatada peripecia vital. Publicó varias decenas de colecciones de cuentos e infinidad de ensayos y artículos. Hoy en Biblioteca Bigotini os proponemos la lectura de su ensayo Apuntes sobre el arte de escribir cuentos, publicado en 1958. Haced clic en la portada y disfrutad con su lectura.

Nadie muere del todo si queda en el mundo quien respete su memoria. Juan Bosch.