Translate

sábado, 15 de enero de 2022

MAURICE CUVILLIER. LA INGENUIDAD DEL CÓMIC INFANTIL

 


Nacido en Dormans, región del Marne, en 1897, Maurice Cuvillier fue uno de los iniciadores del cómic francés para niños.

Autor tanto de dibujos como de guiones, Cuvillier alimentó los sueños infantiles de varias generaciones. Sus esquemas narrativos fueron profundamente sencillos, y las series que creó se basaron en parecidos argumentos. Las más populares fueron Sylvain y Sylvette, una pareja de pequeños gnomos, hermanitos que habitaban el bosque y velaban por el bienestar de los animales, y su versión africana, las aventuras de Zimbo y Zimba, que a partir de 1938 aparecieron en las publicaciones con historietas muy similares. Los semanarios infantiles Coeurs vailiants y Ámes vailiants se nutrieron durante varias décadas del trabajo del artista. Ya a partir de 1940 aparecieron Perlin y Pimpin, dos simpáticos enanitos que reproducían idéntico esquema de parejas de protagonistas.

Maurice Cuvillier fue también conocido del público español en los años veinte y treinta por sus numerosas colaboraciones en el popular semanario barcelonés TBO. El dibujante ha sido durante décadas fuente de inspiración para muchos artistas especializados en los tebeos para niños, tanto en el área francófona, como en el resto de Europa. Falleció en 1957. Os dejamos aquí una selección representativa de sus páginas y viñetas.

 


















miércoles, 12 de enero de 2022

YVONNE DE CARLO. BELLEZA A PRUEBA DE MONSTRUOS

 



Quienes tenemos suficiente edad no podemos dejar de recordar a la inolvidable Lilly Monster, esposa del gigantón German en la desternillante serie Los Monster, una de las mejores comedias de la historia de la televisión. Detrás de aquella espesa capa de maquillaje estaba Yvonne de Carlo, una de las actrices más hermosas que se han puesto delante de una cámara. La prueba estaba en que ni siquiera esa caracterización lograba ocultar su enorme belleza.

Era una canadiense que comenzó como bailarina en locales de mala nota. Descubierta por un cazatalentos de la Paramount, se instaló en el Hollywood de los cuarenta. Fichó más tarde por la Universal, y finalmente por la Fox, sabiendo lucir siempre espléndida del primer al último fotograma en que apareció. Pero no se limitó a eso. Yvonne de Carlo demostró que también sabía actuar en filmes como El abrazo de la muerte, en el que compartió cartel con Burt Lancaster, o como La esclava libre, película de Raoul Walsh del 57 en la que llegó a eclipsar a todo un divo como Clark Gable.

Para recordar su belleza y la intensa luz que iluminaba su mirada, aquí os dejamos un breve video que rinde tributo a la estrella en música e imágenes. Clic en el enlace y que os aproveche.

https://www.youtube.com/watch?v=g7qXMDAkyVc

Próxima entrega: Victor Mature

 


sábado, 8 de enero de 2022

DESCENDENCIA DE ABRAHAM. EL PADRE DE LAS NACIONES

 


Ya hemos visto en anteriores artículos la importancia de Abraham en los mitos hebreos. Aunque el Génesis bíblico se ciñe a lo estrictamente canónico, existen numerosas fuentes midrásicas y de la tradición judía que proporcionan noticias acerca del patriarca y de su numerosa descendencia. Es sabido que cuando ya en una edad avanzada, no tenía hijos, Dios prometió a Abraham (entonces llamado todavía Abram), que su descendencia sería tan numerosa como las estrellas del cielo o las arenas del desierto.

Cronológicamente su primer hijo fue Ismael, habido con Agar, una esclava que su esposa Saray (más tarde Sara) introdujo en su lecho. De Ismael proceden los ismaelitas, es decir, los árabes que también algunos autores llaman agarenos por Agar.

Isaac fue el segundo hijo de Abraham, pero primero en importancia y heredero, puesto que lo tuvo con Sara, su esposa legítima, y a él correspondería la primogenitura.

La mitología hebrea cuenta que tras la muerte de Sara, Abraham a pesar de haber alcanzado la venerable edad de ciento treinta y siete años, aún conservaba la fuerza y el vigor de la juventud. Hasta tal punto tenía aspecto juvenil, que rogó a Dios que le distinguiera de su hijo Isaac, con quien le confundían a menudo. Dios coronó a Abraham con cabellos blancos como la lana de un corderillo, iguales a los suyos. El subrayado pertenece al mito, pero lo marcado en negrita es de quien escribe estas líneas, pues resulta chocante que el Dios de los hebreos, a quien ni siquiera podía nombrarse y por supuesto, carente de cualquier representación en figura o imagen, proporcionara él mismo una pista tan clara sobre su persona como reconocer que peinaba canas, algo que confiere validez a varias representaciones cristianas como la que plasmó Miguel Ángel en la Capella Sistina.



Tras adquirir su nuevo aspecto venerable, el viudo Abraham se casó con Queturá. Algún intérprete de las Escrituras considera que el de Queturá es otro nombre de Agar, pero no parece verosímil puesto que Agar e Ismael habían sido desterrados hacía tiempo. Además todo señala a Queturá como descendiente de Jafet, lo que completa el ciclo de descendientes de Abraham.

Veamos. Los hijos de Noé de quienes se quieren hacer descender las razas humanas bíblicas, fueron tres: Sem, Cam y Jafet. Isaac era el legítimo y genuino semita, hijo de Abraham y Sara; Ismael era el hijo de Agar, perteneciente a la estirpe de Cam. Faltaba una descendiente de Jafet, y esa fue por supuesto, Queturá, tal como lo atestiguan los nombres de algunos de sus hijos que recoge la tradición: Zimrán, Yoqsan, Medán, Madián, Yisbaq, Suaj…

Los diferentes descendientes de las tres madres dibujan la paleta de todas las naciones conocidas por los judíos de la época en que se escribieron tanto los libros de la Biblia oficialmente reconocidos, como el resto de las tradiciones y relatos apócrifos. Las lagunas se completan con descendientes de Lot, sobrino de Abraham, y de algún otro pariente.



Un detalle curioso es que Jacob, después llamado Israel, el hijo de Isaac y por tanto nieto de Abraham, tuvo doce hijos como todo el mundo sabe, que corresponden a las célebres doce tribus. Pues bien, a Ismael se atribuyen otros doce hijos, y otros tantos se dice que tuvo Abraham de Queturá.

A tan machacona insistencia en el número doce, quizá no hay que atribuir más trascendencia que la simple tradición cultural de la región. Ya desde los primeros testimonios escritos en Mesopotamia a comienzos del Neolítico histórico, se documenta una base sexagesimal en la numeración. Así el sesenta se forma con cinco docenas (los cinco dedos de una mano) o con diez medias docenas (los dedos de las dos manos). Se trata de un sistema práctico que funcionó en las primeras sociedades agrícolas. Por cierto, al sistema sexagesimal debemos la división actual del tiempo. Días de veinticuatro horas (dos docenas), horas de sesenta minutos y minutos de sesenta segundos, son todavía parte de la herencia que conservamos de aquella primitiva cultura.

Algunos dicen que Abraham confió a los hijos de Queturá los nombres secretos de los demonios. B. Sanhedrin 91a; Zohar Gen. 133b, 223a-b.


miércoles, 5 de enero de 2022

COLETTE O LA MUJER LIBRE

 


Sidonie-Gabrielle Colette era el nombre completo de la que se hizo llamar simplemente Colette. Nacida en 1873, fue hija de un militar, el capitán Jules Colette, y de Sidonie Landoy, de quien heredó el apelativo familiar de Sidó. Sus padres eran lo que en la época se llamaba librepensadores. Dieron a Colette una educación liberal y laica, y siendo apenas una adolescente conoció a Henry Gauthier-Villars, conocido como Willy, un presunto escritor y célebre libertino, con quien Colette se casó a los veinte años. Él tenía casi cuarenta.

Animada por Willy comenzó a escribir, convirtiéndose en “colaboradora” suya, como llamaba a varios jóvenes de ambos sexos que escribían para que él publicara las obras sin el menor pudor. Eran generalmente novelas cargadas de erotismo que se hicieron muy populares, y que aquel explotador del talento ajeno se limitaba a firmar.

A esta condición de “negra” literaria añadió Colette la de esposa escarnecida o más bien consentidora de toda clase de infidelidades. Poco a poco fue liberándose de la tutela de Willy. Tuvo varias parejas de ambos sexos y encauzó sus inquietudes artísticas en los teatros de vodevil. Su recién adquirida condición de estrella del cabaret le permitió vivir su sexualidad con entera libertad. Tras el divorcio retomó su actividad literaria, produciendo novelas y relatos que vindicaban los derechos de la carne sobre el espíritu y los de la mujer sobre el hombre, lo que se convirtió en el principal eje argumental de su trabajo literario. Fue amante de mujeres espléndidas como la millonaria americana Natalie Clifford Barney, la marquesa de Morny o Marguerite Moreno. En sus amantes masculinos buscó la estatura intelectual, como en los casos de Jean Cocteau, Paul Valéry o el compositor Maurice Ravel, con el que colaboró en algún espectáculo de danza exótica.



Se casó de nuevo en 1911 con Henry de Jouvenet, un periodista de prestigio que se divorció de ella trece años más tarde cuando descubrió que Colette se acostaba con su hijastro de diecisiete.

A partir de 1933 se ocupó de la crítica literaria en el diario Le Journal. A la vez vivió su etapa más intensa en cuanto a producción tanto de novelas como de relatos. Se forjó entonces una reputación prestigiosa en la literatura francesa. Viajaba regularmente a Berlín, Nueva York, Madrid o Montecarlo, se mudó a un lujoso apartamento cercano al Palais-Royal y pasaba los veranos en Saint-Tropez. Fue amante por entonces del barón de Rothschild, y en 1935 se casó por tercera y última vez con Maurice Goudeket, un periodista judío al que había conocido en su juventud.

Goudeket fue detenido por la Gestapo, y pasó la ocupación en un campo de prisioneros, sin que Colette, a pesar de sus muchos esfuerzos, lograra liberarlo. Tras la liberación, Maurice sería su enfermero, ayudándole a soportar la terrible artritis que la postró en una silla de ruedas hasta su fallecimiento en 1954. Dejó a su muerte una fabulosa biblioteca especializada en ciencias naturales y divulgación científica, sin parangón en Francia.

A pesar de su escandalosa vida, Colette obtuvo el reconocimiento que mereció su talento. Fue elegida miembro de la Academia Goncourt y la República la honró con unos funerales de estado, siendo la única escritora francesa a quien se ha dispensado ese honor.


En cuanto a su obra literaria, diremos que es fiel reflejo del talento y de la trayectoria vital de su autora. Sus principales señas de identidad son el erotismo, la afirmación de los derechos de la mujer y un agudo sentido del humor, aunque quizá un tanto amargo. De sus años juveniles destacan Claudine (1903), La ingenua libertina (1909) y La vagabunda (1910). La casa de Claudine (1922) y Lo puro y lo impuro (1932) pueden considerarse ya obras de madurez, y de su última etapa cabe destacar Habitación de hotel (1940), Desnudez (1943) o Gigí (1944) que fue llevada al cine bajo la dirección de Vincente Minnelli, completamente expurgada y libre de cualquier sombra de malicia que pudiera haber molestado a la censura.

Biblioteca Bigotini os pone hoy al alcance de un clic (hacedlo sobre el enlace) la versión digital de La gata, obra de 1933 y perfecto exponente del estilo y el ritmo narrativo de su autora, Colette, por otro nombre Sidó, una de las mujeres más fuertes, libres y sensibles de la literatura y el pensamiento contemporáneos. Disfrutad su lectura. 

https://www.dropbox.com/home/Profesor%20Bigotini?preview=La+gata.pdf

Soportaría gustosa una docena más de desengaños amorosos, si eso me ayudara a perder un par de kilos. Colette.


domingo, 2 de enero de 2022

BIPEDESTACIÓN PROLONGADA. VIVIR DE PIE

 


En Salud Laboral es sobradamente conocido que determinados puestos de trabajo implican permanecer de pie durante la mayor parte de la jornada productiva. Destacan entre otras, las actividades de hostelería, comercio, vendedores, dependientes, peluquerías, esteticistas, salones de belleza, personal de enfermería, docencia, puestos de montaje, vigilancia, limpieza, mantenimiento, control, supervisión, así como muchas otras tareas en fábricas, industrias y talleres de todo tipo.

Las articulaciones más frecuentemente afectadas son: cervicales, dorsales, lumbares, caderas, rodillas y tobillos.

Para minimizar los efectos adversos de la permanencia prolongada en bipedestación, ofrecemos unos sencillos consejos prácticos preventivos:

Muévete todo lo posible. Caminar, alternar con posturas dinámicas y variar a menudo la posición de los pies, repartiendo el peso de las cargas, son medidas preventivas muy importantes.

Si dispones de superficie de trabajo (mesas, mostradores…), conviene mucho adaptar su altura al tipo de esfuerzo requerido. Es útil contar con un reposapiés.


La insuficiencia venosa, venas varicosas y varices constituyen también un problema frecuente Para prevenirlo y aliviarlo es recomendable:

§     Caminar y hacer ejercicio (bicicleta, natación).

§     Masajes manuales y tonificación mediante hidromasaje.

§     Calzado cómodo y plano (evitar los tacones altos).

§     Elevar las piernas en los periodos de descanso para favorecer el retorno venoso.

§     Utilizar medias compresivas en los meses fríos.

§     En caso necesario, seguir un tratamiento con flebotónicos, siempre bajo control médico.

Finalmente es preciso recalcar que la fisioterapia preventiva y los cursos de espalda sana constituyen el método más eficaz y demostradamente útil en la prevención de estas molestias.

Consulta tus dudas a los profesionales de tu servicio de prevención.

Cuando el viajero llegó al fin del mundo, se dio de bruces contra su propia espalda.


jueves, 30 de diciembre de 2021

CONSEJOS DEL PROFE PARA EL AÑO NUEVO

Amigos, 2021 está llegando a su fin. El profe Bigotini, ya en la recta final del año se encuentra aún más viejo y más cansado si cabe. Muy voluntarioso, se ha puesto a escribir en esa antigualla de máquina que todavía conserva, con el ánimo de trasladaros sus deseos de felicidad, y para no perder la costumbre, unos sabios consejos que os ayuden a mejorar día a día. Por desgracia, su capacidad de resistencia, cada vez más limitada, le permite escribir sólo unas pocas frases de aliento. Así que para completar como es debido, nuestra despedida del año viejo, nos hemos servido de unas cuantas viñetas de grandes ilustradores del cómic alternativo, y con la absoluta falta de respeto que nos caracteriza, las hemos tuneado a nuestro antojo para ofreceros un amable mosaico de consejos y admoniciones para el próximo y ya inminente nuevo año 2022. Que os aprovechen.

Si con nuestro blog os hemos procurado alguna distracción y acaso hemos sido capaces de arrancaros alguna sonrisa, seguid visitándonos como hasta ahora, y contad siempre con nuestra gratitud.