Translate

lunes, 1 de enero de 2018

LAWRENCE OLIVIER, UN ACTOR SUPERLATIVO



Sir Lawrence Olivier, un actor superlativo, marca un antes y un después en la Historia teatral en lengua inglesa. El teatro shakespeariano nunca habría sido lo mismo sin él. Otra cosa muy distinta es su contribución al cine. A pesar de que Olivier fue ganador de varios premios oscar, merecido tributo a su mayúsculo talento interpretativo, lo cierto es que Hollywood podría haberse pasado sin él perfectamente. Quedan eso sí, en la retina de los espectadores, sus formidables actuaciones, queda el recuerdo de sus papeles en Rebecca o en Cumbres borrascosas, su inolvidable Hamlet o su Ricardo III. Pero sus puestas en escena eran quizá en exceso teatrales, y como director se limitó a filmar escenas y parlamentos, sustituyendo las tablas por los platós. Por eso supo ganarse el prestigio y el éxito que siempre le acompañó, y hasta fue capaz de llevarse al huerto a una Marilyn Monroe, que en su mejor momento se prendaba de los intelectuales maduritos.
Hoy os brindamos el enlace (clic en la carátula) para ver la célebre escena de Enrique V en la que un magnífico Lawrence Olivier hace su arenga a las tropas. La versión original añade fuerza y verdad a esta secuencia, uno de los más vibrantes monólogos jamás filmados. Disfrutadlo.

Próxima entrega: Leslie Howard