Translate

martes, 29 de agosto de 2017

WILLIAM WYLER. ALGO MÁS QUE UN ARTESANO



Entre los críticos cinematográficos de Cahiers du cinema y entre los intelectuales cinéfilos que bebían en esas mismas fuentes, cundió la especie de que William Wyler era más un productor ejecutivo que un auténtico director. Cierta crítica especializada que endiosó a cineastas como Ford, Hawks o Hitchcock, consideraba a Wyler y a otros, meros artesanos de la industria hollywoodiense a quienes faltaba la llama de la creación artística.
Desde Bigotini no podemos menos que manifestar nuestro completo desacuerdo. William Wyler fue un cineasta de talento que aportó a su obra su toque y su estilo personales. Aunque no se rodeó de una camarilla fija de actores, supo sacar lo mejor de casi todos ellos. Rutinariamente filmaba la misma escena un mínimo de diez veces, hasta encontrar la toma buena. Tocó prácticamente todos los géneros, y en todos demostró su maestría. En definitiva, un hombre que supo satisfacer profesionalmente a una estrella de carácter tan difícil como Bette Davis, forzosamente debe tener algunos méritos.
Hoy os brindamos el enlace (clic en la carátula) para visionar un montaje musical sobre Ben-Hur, uno de los mejores trabajos de Wyler. Se trata de una composición a base de fotogramas del filme, aderezado con la prodigiosa banda sonora, obra de Miklós Rózsa. Disfrutadla.

Próxima entrega: Error Flynn