Translate

miércoles, 11 de abril de 2018

PINCHON, EL INVENTOR DE LA LINEA CLARA



Nacido en Amiens en 1871, Joseph Porphyre Pinchon, fue el primer pionero de la bande dessinée, los cómics francófonos, y precursor de la llamada ligne claire, tan característica de los historietistas e ilustradores franco-belgas durante más de un siglo. Su primera vocación fue la pintura. El joven Pinchon fue alumno de Cormon y de Albert Besnard, pero a partir de 1904, comenzó a ganarse la vida como ilustrador en revistas como Le petit journal ilustré de la jeunesse o La semaine de Suzette, publicación para la que creó a Bécassine, la simpática criada bretona que fue su más célebre y universal personaje. A partir del gran éxito de Bécassine, Pinchon se asoció con Caumey que escribió la mayor parte de los guiones y diálogos tanto de las historietas como de los albumes de aventuras completas, 26 volúmenes que ambos produjeron incansablemente hasta la muerte del dibujante en 1953.

El trazo de Pinchon, ágil y elegante en extremo, encandiló a media Europa durante el periodo de entreguerras. Aquí en Bigotini, nos confesamos rendidos admiradores de este genial autor, y fervientes seguidores de su entrañable Bécassine, una muchacha pueblerina cuya encantadora simplicidad choca frontalmente con la afectación de los parisinos. Pero Pinchon no se limitó a un solo personaje, también dibujó albumes tan interesantes como Frimousset, La famille Amulette, Olive et Bengali, Suzel o Gringalou, su última creación. Realizó ilustraciones para una decena de novelas de humor o aventuras, así como espléndidos mapas ilustrados que se cuentan entre los mejores de principios del pasado siglo. Como pequeña muestra del gran talento de este artista francés y universal, reproducimos aquí algunos de esos mapas, además de unas cuantas portadas y páginas de la fabulosa Bécassine. Esperamos que os gusten tanto como a nosotros.