Translate

martes, 11 de julio de 2017

JUAN BOSCÁN Y LA NUEVA LÍRICA CASTELLANA


Juan Boscán es el nombre castellanizado del barcelonés Joan Boscà i Almogàver. Nació el mágico año de 1492, en el que concluyó la Reconquista con la toma de Granada, y se produjo el primer viaje de Colón a América, una fecha clave en la Historia de España y en la Historia universal. Era Boscán hijo de hidalgos catalanes, familia acomodada en cuyo seno recibió una educación esmerada. Desde joven tuvo cargos en la Corte, primero con los Reyes Católicos, después durante la regencia de Fernando de Aragón, y finalmente en el reinado del emperador Carlos. Fue también el preceptor de Don Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, el famoso Duque de Alba que durante décadas habría de ser acaso el personaje más poderoso e influyente de Europa, sólo superado por el propio Carlos I. Boscán actuó como embajador español en Italia, tratando a los más importantes príncipes de su generación.


Pero ya sabéis que en Biblioteca Bigotini nos interesa sobre todo la faceta literaria de los autores. En este sentido, Juan Boscán forma, junto a Garcilaso de la Vega y Diego Hurtado de Mendoza, el trío de inmortales poetas del Alto Renacimiento en lengua castellana. En esto podemos encontrar un claro paralelismo con las tres coronas de la lírica italiana: Dante, Petrarca y Bocaccio. La comparación es en este caso pertinente, porque el trío de españoles (sobre todo Boscán y Garcilaso) fueron los introductores de la métrica italiana en nuestro romance castellano. En el caso de Garcilaso por convicción propia, y en el de Juan Boscán por la influencia, y según sus propias palabras, el ruego que le hizo paseando por los jardines del Generalife granadino el gran humanista Andrea Navagiero, que a la sazón ejercía como embajador de la serenísima República veneciana. Hasta entonces la poesía castellana se había caracterizado por el uso del octosílabo y el dodecasílabo. Boscán adoptó el itálico modo, introduciendo los versos endecasílabos que arraigarían con firmeza en el abonado terreno de nuestra poesía, caracterizando desde entonces la lírica del Siglo de Oro y del Barroco.
También destacó Boscán como traductor. En este terreno, su trabajo más importante fue la traducción de El Cortesano (1528), la inmortal obra de Baltasar Castiglione.

La obra poética de Juan Boscán fue publicada en Barcelona tras su muerte, por su viuda, Doña Ana Girón de Rebolledo, una ilustrada y noble dama valenciana. Biblioteca Bigotini se complace en ofrecer a sus lectores una formidable versión digital, tomada de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, de la Obra Completa de Boscán. Sigue la edición princeps que se imprimió en 1543 en el taller de Carles Amorós, y que contenía también algunos poemas de Garcilaso.
Haced clic en la portada y saboread como merece la exquisita lírica de este poeta mayúsculo.

La Historia cuenta lo que sucedió. La poesía, lo que debió suceder.