Translate

jueves, 25 de mayo de 2017

JOHN NAPIER, EL ESCOCÉS LOGARÍTMICO


Este tipo de rostro adusto, John Napier o Neper, como se le conoce en otras lenguas, fue un escocés nacido en Edimburgo en 1550. De familia noble, fue su cuna nada menos que el imponente castillo de Merchiston, del que hoy se conserva todavía su gallarda torre. Como el resto de los aristócratas de su tiempo, pasó sus primeros años en la mansión familiar, sin hacer estudios de ninguna clase. Siendo ya adolescente marchó al continente con su tío, y estudió en Flandes y Francia. De vuelta a casa, contrajo matrimonio y se ocupó de administrar su hacienda, que era lo que hacían los nobles serios por aquel entonces. Napier tenía un don natural para entender y desarrollar las matemáticas, sin embargo, nunca concedió importancia a esa actividad, que consideró una especie de hobbie intrascendente. Su verdadera preocupación intelectual era nada menos que la exégesis del Apocalipsis de San Juan, tarea a la que se consagró en cuerpo y alma durante décadas.

No obstante, y de forma tan inesperada que sin duda habría sorprendido a él mismo, John Napier ha pasado a la historia de la ciencia por sus importantes trabajos matemáticos. Es nada menos que el padre de los logaritmos, llamados logaritmos neperianos precisamente en su honor y su recuerdo. Él los llamó números artificiales, y constituyeron un paso de gigante para el progreso de la aritmética, ya que merced a ellos, pueden sustituirse las multiplicaciones por sumas y las divisiones por restas, lo que simplifica enormemente cualquier cálculo. La prodigiosa intuición de Napier no hace sino confirmar algo en lo que ya insistían los pitagórcos muchos siglos atrás: multiplicar no es sino sumar sucesivamente, así como dividir es invertir la multiplicación, en definitiva, restar. Los logaritmos sustituyen también las potencias por productos y las raíces por divisiones. Los logaritmos abrieron un enorme campo en el desarrollo de los cálculos matemáticos. En 1614 Napier publicó su gran obra: Mirifici logarithmorum canonis descriptio ejusque usus in utroque trigonometria tu etiam in omni logistica mathematica amplissimi, facillimi et expeditissimi explicatio. Ya veis que entonces no se llevaban precisamente los títulos cortos. En Bigotini veneramos su gran talla intelectual y le rendimos admirado homenaje.

La vocación del político es hacer de cada solución un problema. Woody Allen.