Translate

viernes, 9 de febrero de 2018

CLARK GABLE, EL GALÁN DE LOS GALANES



Aquello de “soy un truhán, soy un señor” podría haberle ido como anillo al dedo a Clark Gable. Ya desde sus primeros pasos en los platós, Gable se granjeó una merecida fama de golfo, que no le abandonó hasta el fin de sus días. Quizá con el único paréntesis de su breve matrimonio con Carole Lombard, que se truncó con la repentina muerte de la dama, Gable vivió la vida de forma intensa, visitó las camas de prácticamente todas las estrellas femeninas de Hollywood, se comió el mundo y se bebió hasta el agua de los floreros. Delante de una cámara sabía ser un tipo duro, pero también tierno con las chicas cuando convenía. Se le atribuyeron varios hijos naturales, uno de ellos lo tuvo con Loretta Young. En ocasiones era también un poquito borde, como cuando procuraba comer ajos y pasarse días sin cepillarse los dientes, durante el rodaje de Lo que el viento se llevó. Lo hacía para fastidiar a Vivien Leigh en las escenas con besos. Con aquella única excepción (ambos se odiaban a muerte), alrededor de Gable circulaba la leyenda de que siempre enamoraba a sus compañeras de reparto. Su canto del cisne en ese terreno debió ser Marilyn Monroe durante el rodaje de Vidas rebeldes, cuando el supergalán tenía ya casi sesenta años.
Hoy en nuestra filmoteca os invitamos a visionar el trailer oficial de San Francisco, un peliculón de la MGM que dirigió W.S. Van Dyke en 1936. El filme contó con un Clark Gable en todo su apogeo físico, bien secundado por una cantarina Jeanette MacDonald que por supuesto cayó rendida en sus brazos, y el contrapunto de un joven Spencer Tracy empeñado en ganar a Gable para la causa del bien. Haced clic en la carátula y sentid unos minutos la nostalgia de aquel cine vetusto del dorado Hollywood capaz de convertir hasta un terremoto en una fiesta de música y canciones: ¡Saan Franciscooo...!

Próxima entrega Vivien Leigh